Blogia
baselunar

El mundo al revés

Algo falla. El otro día bajaba a la librería más surtida de tebeos de mi pueblo (mejor dicho, la única librería o quiosco con una cantidad reseñable de cómics) y me hacía con la entrega de este mes del tomo de Batman. Al mismo tiempo, un chavalín de unos 10 o 12 años le pedía a su padre insistentemente que le comprara una revista de coches. ¡Una revista de coches! Una de esas soporíferas publicaciones en las que se analizan los últimos automóviles aparecidos en el mercado y se llenan páginas y páginas con anuncios de compra-venta. Ese niño debería estar pidiéndole a su padre que le comprara un tebeo, o un libro de Harry Potter, o una revista juvenil… Y yo, yo… erm… ¿Debería estar comprando una revista de automoción? ¡Eso nunca! Pero lo que está claro es que a los niños hay que educarles en la imaginación y no en todo ese mundo de las conversaciones aburridas de los supuestos adultos (coches, trabajo, televisión y algún chiste picante para hacer creer a los demás que aún tienen una vida sexual activa). Qué daño está haciendo el cansino de Fernando Alonso en la juventud española.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres