Blogia
baselunar

Mis sufridas estanterías 2: El Víbora

Mis sufridas estanterías 2: El Víbora

Continuando con la estantería pequeña, las dos baldas restantes (la de abajo y la intermedia) están ocupadas casi en su totalidad por mi colección de El Víbora. No está completa, por supuesto (la revista tiene casi tantos años como yo), pero tengo desde el nº 128 hasta el 300 (especiales incluidos), además de algunos otros sueltos (como el nº 10, por ejemplo) y unos cuantos retapados de números antiguos. No cabe duda, por tanto, de todo lo que ha significado El Víbora para mí, ya que supuso no sólo el descubrimiento del cómic underground americano, o de un montón de autores españoles, sino el hecho de sentirse parte de un pequeño grupo de lectores de cómics para adultos que resistía ante la progresiva desaparición de los tebeos en los quioscos. Debo reconocer también que cuando empecé a comprar la revista, me enroqué en una especie de actitud radical (en lo que a tebeos se refiere) algo estúpida por la que dejé de leer superhéroes y me centré sólo en el estilo underground (la parte buena es que, gracias a ello, me libré de toda esa etapa pre-Image de los noventa con Liefeld a la cabeza). 

La balda intermedia se completa con los U (la revista de información), los Dolmen especiales (con lomo) y mi colección de Mondo Brutto (que no son tebeos pero merecen un puesto de honor).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

miguel -

hola, tengo la coleccion completa de EL VIBORA a falta del n. 287, si alguien lo tiene , SERIA DE AGRADECER QUE CONTACTE CONMIGO,gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres