Blogia
baselunar

Comprando el mismo cómic una y otra vez

Comprando el mismo cómic una y otra vez

Jamás me ha dado por comprar varios ejemplares del mismo tebeo de forma premeditada, ya sabéis, como esos coleccionistas que se hacen con dos copias, una para guardar en su bolsita de plástico sin ácido y otra para leer. Tampoco soy demasiado quisquilloso con las nuevas y mejoradas ediciones que salen cada cierto tiempo de ciertas obras, a no ser que la edición que tenga esté ya muy deteriorada por el paso de los años (como, por ejemplo, mis ejemplares de Sandman de Zinco, por lo que estoy siguiendo la nueva edición de Planeta). Sin embargo, hay ocasiones en las que, más por despiste que por otra cosa, uno acaba comprándose un cómic que ya tenía. En mi caso, el ejemplo más sangrante son las diferentes ediciones españolas que se han realizado del Detective Comics nº 743, las tengo todas. La primera vez fue en el primer número de Batman. El Señor de la Noche, que inauguraba la nueva serie que Norma dedicaba al Hombre Murciélago y que dejé inmediatamente por aquellos precios que tantos recuerdos nos traen. Algo más tarde, ese número apareció en la colección “Grandes héroes del cómic” que lanzó El Mundo y me pareció una buena oportunidad para terminar de leer aquella historia guionizada por Greg Rucka, aunque fuera en tomitos de tamaño Biblioteca Marvel. El despiste y la metedura de pata llegó cuando Planeta editó dicha saga dentro del décimo tomo del coleccionable Batman: La Saga de Ra´s Al Ghul, y eso que ya conocía el contenido y me había propuesto saltarme esa entrega, pero lo olvidé por completo hasta que empecé a leerlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres