Blogia
baselunar

Lloyd Llewellyn

Lloyd Llewellyn ¿Qué ocurriría si un autor de cómics cínico, frío, postmoderno y muy marciano se enfrentara a la creación de un detective clásico con todos los elementos que ello conlleva? La respuesta es Lloyd Llewellyn. Y es que leer una historieta protagonizada por Llewellyn es como disfrutar de un film noir de serie B, pero multiplicado por cien en extravagancia y con toques de humor por cada rincón Un cóctel altamente adictivo, ¿o acaso alguien puede resistirse a comienzos tales como este?: “¿Quién soy yo? Nadie especial... Sólo un fracasado con una historia de mala suerte. Una historia que empieza con una dama... supongo que como todas... como todas las historias de mala suerte, quiero decir”.
Este detective arruinado es uno de los primeros personajes creados por Clowes en los años 80, mucho antes de las obras que le han llevado a lo más alto del cómic underground norteamericano (Como un guante de seda forjado en hierro, Ghost World, David Boring...). En sus relatos concurren los habituales tópicos del género negro (una bella mujer como hilo conductor de la trama, el amigo confidente, noches ahogadas en alcohol en un bar repleto de perdedores) aderezados por una galería de personajes cuya excentricidad nos hace dudar que sean de este mundo. Y padeciendo, más que resolviendo, sus particulares rompecabezas nos encontramos a Lloyd Llewellyn, un investigador de poca monta que parece aceptar resignado la manipulación a la que se ve sometido en cada caso en el que, casi siempre de forma involuntaria, se ve involucrado. Una muestra más para reafirmar a un Daniel Clowes que, hasta en su vertiente más ligera, se erige en uno de los autores fundamentales de las últimas décadas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres